Ésta es la primera exposición que presenta en un museo más de cien obras de los gemelos Witkin, Joel-Peter y Jerome. Muchas de estas piezas son exhibidas por primera vez.

Witkin & Witkin reúne la obra artística de los hermanos gemelos Joel-Peter Witkin, fotógrafo y Jerome Witkin, pintor. La muestra abarca 50 años de producción artística que representan ambas carreras independientes explorando su propia visión humanística, pero que vistas de manera conjunta crean un diálogo visual que se intersecta, para luego tomar una dirección única e individual.

Jerome y Joel-Peter Witkin son ambos narradores que trabajan con la estructura formal de un escenario para contar sus relatos. Su arte captura eventos tanto imaginados como reales, así como aquellos arrancados del drama de nuestra memoria colectiva. Inspirados en la historia visual de la iconografía religiosa y mitológica, y en la historia del arte occidental, las influencias en sus obras son tan diversas como Goya, Grunewald, Beckmann, Sander y Arbus.

Las fotografías de Joel-Peter Witkin deleitan en inmenso detalle con capas de historia visual. En ellas, cada gesto e intención de los modelos produce una combinación perfecta, y después las trabaja con pintura, cera y marcas haciendo cada fotografía única. Los largos lienzos de Jerome Witkin presentan escenas de proporciones épicas, que se relacionan con eventos de nuestros tiempos de crisis, drama y emoción humana. Es uno de los mejores pintores realistas en la actualidad. De forma independiente, cada uno de ellos aporta a su práctica una complejidad de referencias de la historia del arte que están intrínsecamente ligadas a su propio trabajo.

Hay muchos aspectos que distinguen a un Wiktin del otro: el medio plástico, las dimensiones y los temas; no obstante, su arte comparte un sentido común en la narración, incluso teatral, abordando temas de trasgresión y tragedia, pero carentes de sentimentalismo. Ambos escogen temas tanto épicos como modestos; temáticas y personajes pertinentes a nuestra modernidad, mostrando la condición humana con compasión por el sufrimiento personal, tanto físico como emocional, y tratando momentos de nuestra historia compartida, desde la esclavitud hasta el Holocausto, desde Guernica hasta el 9/11 en Estados Unidos. Eventos que se reflejan en las pinturas de Jerome Witkin, en donde el drama se intensifica por el realismo de su poderosa mirada, aunque con un sentido [o con una sensación] de esperanza que afirma la vida.

Los gemelos Witkin se criaron y han vivido casi toda su vida en Estados Unidos. A pesar de esto, sus obras no parecen estar arraigadas a una estética “norteamericana”, tal vez debido a su propia historia como hijos de inmigrantes, lo que explica en parte, su otredad, su “no pertenencia”. Sus obras resuenan en un contexto visual y cultural de una sensibilidad mexicana: cuando las vemos aquí no se sienten tan ajenas o “extrañas”.

Las piezas de Joel-Peter y Jerome Witkin sobresalen; son un desafío visual creado por verdaderos maestros en su medio plástico. A medida que nos compenetramos con sus imágenes, recordamos nuestro propio humanismo y empatía vistos a través de sus polémicos pero extraordinarios ojos.

Curadora: Trisha Ziff